Lacy y Declan, canadienses e irlandeses, pasaron sus vacaciones en Croacia, y también visitaron Zagreb. Todos se quedan juntos por una semana. Y están más que felices, dicen, tienen dónde salir, tienen algo que ver, la comida es más que deliciosa y los precios son aceptables.